Concierto de jóvenes intérpretes C.P.M: Tendiendo puentes

Trompeta solista

Trompeta solista

Juan Sebastián López Berdonces. Muchos años han transcurrido desde que los orfanatos y casas de expósitos de Italia, llamados “conservatorios”, introdujeran la enseñanza musical como parte esencial de la formación de los niños y jóvenes que a ellos llegaban. El primero de éstos se fundó allá por el año 1537 en Nápoles. De estos centros de acogida de los niños sin familia se adoptó el término que define a las instituciones dedicadas a la enseñanza reglada y especializada de la Música y la Danza. Pero los centros de enseñanza musical (liceos escuela, academias, colegios, universidades) existen desde la Edad Media, sin contar la enseñanza musical impartida desde el s. X a.C. en la Grecia Clásica. Muchos años han transcurrido, pero la enseñanza musical sigue aportando los mismos valores que hace 3.000 años, que hace 1.400 años, que hace 500. Sigue leyendo

La Tabernera del Puerto y Las Golondrinas, Sorozábal y Usandizaga

Trompeta solista

Trompeta solista de la BMP

Juan López Berdonces (trompeta solista de la Banda de Música de Puertollano).- «La Tabernera del Puerto» fue estrenada el Sábado de Gloria de 1936 en Barcelona, el éxito acompañó a cantantes y compositor. Sin embargo Sorozábal señala cómo “le entraba la paura” al tenor Arregui, el cual «en lugar de crecerse ante un éxito tan grandioso, como los paños malos se fue encogiendo” hasta llegar a suplicarle que le bajara medio tono su Romanza incluida en la selección del presente artículo (No puede ser…) a lo que nunca cedió el maestro vasco. Concluye la anécdota Sorozábal, contando que en una ocasión le dijo al tenor que accedía a bajarle la romanza aunque en realidad no lo hizo, y Arregui volvió a cantarla estupendamente como en el estreno.

AUDIO: (Alfredo Kraus) «No puede ser»- La tabernera del puerto. Sigue leyendo

La zarzuela en el siglo XX (II)

Trombón solista de la BMP

Trombón solista de la BMP

 Jose Ignacio González Mozos.- Tras el pasado artículo en el que hablaba sobre los orígenes de la zarzuela y en especial de la restauración y desarrollo que sufrió a partir de la segunda mitad del siglo XIX -con la aparición de la zarzuela grande, el género chico, la opereta, la revista o los bufos de Arderius-, se hace obligado abordar hoy la evolución de nuestro género lírico a lo largo del siglo siguiente. El siglo XX, será testigo de la rápida desaparición del género chico que derivará hacia piezas cómico líricas de disparatado y cuestionable argumento en la mayoría de los casos. Sigue leyendo