Primer concierto de 2015 (31/01/2015)

Trompeta solista

Juan López Berdonces. El sábado por la tarde, fueron muchos los aficionados que se acercaron al Teatro Salesianos para llenarlo, al grito de ¡Zarzuela!

Y eso tuvieron: zarzuela a raudales. Y zarzuela de calidad, tanto por las interpretaciones como por las obras elegidas por el director invitado, el laureado don Ángel Parla Candenas.
La primera parte del concierto del sábado constituyó la recuperación parcial del primer y único disco de la Banda Municipal del año 2005, el dedicado en su integridad a Sorozábal:  Katiuska selecciones I y II, la selección de Don Manolito y la de Black el Payaso. La segunda, una selección de las obras que otorgaron a la banda su prestigio allá por donde exportaba la imagen de su ciudad, la Selección de La Revoltosa, la Selección de Gigantes y Cabezudos y como guinda de este suculento pastel, el Intermedio de La Boda de Luis Alonso.

     

El sábado confluyeron una serie de circunstancias que posibilitaron al público disfrutar de un espectáculo rico, variado, entretenido, castizo, de calidad, español con tintes de Leipzig, de Rusia, con canciones populares, con Jotas,  con solistas, versos famosos, emoción y diversión. Ángel Parla, el apadrinado del maestro Sorozábal dirigió las obras de su mentor con el rigor que únicamente le puede dar quien bebió de la fuente de la partitura, los músicos que tantas y tantas veces interpretaron las obras del programa en la Concha de la música (la antigua y la moderna), el Auditorio Municipal, se mostraron en plenitud de forma e hicieron gala de la madurez que esta Banda ha alcanzado en catorce meses de conciertos, la sonoridad de la que hace gala esta formación, el garbo de las obras escogidas y el propio apetito de zarzuela de los asistentes, ayunos del género lírico español, hicieron el concierto (como decíamos) propicio para el disfrute, y las ovaciones, cada vez más cerradas, culminaron con la última, atronadora,  prolongadísima, que obligaba al director a salir de nuevo al escenario a recoger el premio tan caluroso como merecido, puesto que Parla sacó la música que lleva dentro y la inyectó con su batuta a una Banda con unas posibilidades de ensueño.

En resumen, prácticamente lleno, cierre de la celebración del día del Patrón Salesiano dentro de los actos del Bicentenario de su nacimiento, Zarzuela, director sabio y experimentado, banda inspirada, concierto que colmó las expectativas del respetable, que habría seguido aplaudiendo, habría continuado premiando la labor de estos músicos que donan parte de su patrimonio personal para hacer música y ofrecerla gratuítamente a los aficionados que asisten a sus conciertos y los disfrutan a tenor de los aplausos, vítores y ovaciones cerradas y prolongadas que brindan a la Banda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.