José Luis López-Mingo

fotoPerfil_Inma_peque

Trompa solista de la BMP

06/02/2014 Inmaculada Serrano (trompa solista de la BMP).- Para dar el pistoletazo de salida a nuestra sección de entrevistas, nos gustaría presentar a nuestro invitado, José Luis López-Mingo Ballesteros, percusionista, compositor y director. 

En primer lugar,  agradecer de todo corazón el tiempo invertido en la Banda de Música de Puertollano, tanto en los ensayos como el concierto, tu atención, tu dedicación, tu esfuerzo y trabajo los cuales significan muchísimo para todos nosotros en nuestra bella andadura.

Para ello nos gustaría conocer tu paso por el mundo de la música, diferentes puntos de vista acerca del panorama musical, la situación económica y sus efectos en la música, y por supuesto nos gustaría conocer tu honesta opinión tras los días de trabajo con nosotros.

P-  De sobra  es conocido que tu trayectoria en el mundo musical ha sido cuanto menos exitosa, pero en esta ocasión nos gustaría conocer cuáles fueron tus comienzos en banda, cómo y de qué manera fueron.

 

Jose Luis López-Mingo

R- Fue en la Banda de Tambores y Cornetas “Virgen Morena” de mi pueblo, como corneta de última fila,   donde tuve mi primer contacto con la música. Como toda moda creada entre el grupo de amigos, eso de apuntarte a la banda era uno de muchos “Mamá, yo también quiero”.  Por otro lado mi tía paterna y mi hermana formaban parte de la A.M “Olcadia” ,  ellas siempre quisieron que me apuntase a la banda de música pero como todo jovenzuelo de entonces, eso de estudiar Solfeo… no atraía mucho, era mejor la otra banda que no había que estudiar ya que era todo de oído. La curiosidad me pudo y me apunté a la banda. De la mano de Eugenio Cano Herreros, natural de Puertollano y mi primer profesor de Solfeo, fui tomando contacto con lo que desde entonces ha sido mi modo de vida, la música. Al frente de la banda se encontraba el siempre elegantísimo a la batuta, MAESTRO ÁNGEL PARLA a quien considero mi primer padrino. Me hizo conocer, valorar y respetar  la Zarzuela en particular y la música en general, siempre me tuvo en cuenta, de ahí que con el tiempo llegase a formar parte en plantilla de la por el entonces Banda Municipal de Música de Puertollano, época esta,   de transcendencia vital en mi carrera, donde gracias a todos sus componentes adquirí conocimientos musicales, éticos y morales que siempre he tenido en cuenta.

P- Sabiendo que actualmente eres percusionista de la Banda Municipal de Jaén, director de la Banda de Arjona (Jaén), y que desde pequeño tu relación con las bandas ha estado muy ligada a tu formación musical, ¿qué consideras que te ha marcado más?, ¿crees  que esa  formación ha influido negativa o positivamente en tus estudios en el conservatorio?

R- Las bandas me han dado la musicalidad y el conservatorio la técnica. Bajo mi punto de vista, en muchas ocasiones el academismo obstruye al talento. Tengo una gran admiración por los músicos de calle, increíblemente talentosos, su genialidad no se ve interrumpida por ningún pensamiento de aspecto estrictamente técnico, simplemente expresan  sus sentimientos y emociones por medio de su instrumento a modo de música, consiguiendo así una absoluta naturalidad. Todo lo que no sea natural o propio de la naturaleza es erróneo.

P-¿Recomendarías a estudiantes que se están iniciando en la música, que buscasen alguna banda cercana a la que unirse?, ¿recomendarías alguna edad o momento de estudios concreto?

R- Invitaría a todos los músicos a que compartan su música. Al final, el proceso natural de la música es ese, el de compartir. El compositor comparte unas ideas con un director, este a su vez con sus músicos quienes no son nadie si no lo comparten con los espectadores. Nadie se compra un balón de fútbol para jugar solo en la puerta de su casa, nadie se compra una bicicleta para montar solo,  ¿ Por qué muchos instrumentistas tocan solos ? Mi madre ha dicho siempre: “¡¡¡ Ay, la música, bendita música!!! “.  Es un mundo muy peculiar, en ocasiones lleno de miedo a compartir. No hay que demostrar nada, se trata únicamente de  mostrar. Un compositor escribe sus ideas con el fin de presentar su trabajo, el músico actúa de traductor, convirtiendo signos en sonidos. Tocar en una banda o en cualquier tipo de formación, sea camerística o sinfónica,  es únicamente compartir con otros como él,  el regalo que cualquier compositor dejó a la humanidad, su música. Además, si todos los músicos compartiesen su sabiduría entre sí, el mundo estaría lleno de sabios, pero no deja de ser un mundo competitivo donde la información está considera tan valiosa que lamentablemente muchos no son dados a compartirla, quizás por el miedo a ser superados o por cosas que desconozco. Personalmente nunca he ocultado información, es más, cuando alguien me ha preguntado algo, si no lo sabía lo he buscado para poder enseñárselo, de esta manera aprendemos los dos.

Jose Luis López-Mingo con I. Serrano

 P- La situación de crisis mundial azota en todos los sectores, pero centrándonos en nuestro sector, y ya que estás acostumbrado a viajar y codearte con músicos y otros entornos musicales, ¿cómo ves que está afectando al panorama musical, tanto a nivel nacional como internacional? ¿Consideras que la crisis también está afectando a las bandas?, ¿de qué manera? Pidiéndote que te mojes un poco, ¿qué cosas podrían cambiar las bandas para mejorar su propia situación?, la palabra marketing aún parece un poco alejada de las bandas ¿cómo crees que podría encontrarse esta conexión y si sería realmente útil?

R- Permitidme que conteste con una cita de D. Federico García Lorca :

“Un pueblo que no ayuda y no fomenta su teatro, si no está muerto, está moribundo; como el teatro que no recoge el latido social, el latido histórico, el drama de sus gentes y el color genuino de su paisaje y de su espíritu, con risa o con lágrimas, no tiene derecho a llamarse teatro, sino sala de juego o sitio para hacer esa horrible cosa que se llama «matar el tiempo».

Como dice el genio granadino, lamentablemente para gran parte de la sociedad las artes siempre se han considerado artículo de lujo o pasatiempo, y cuando hay crisis uno se deshace de los artículos de lujo y pasatiempos. Es un problema social del que tenemos gran parte de culpa los propios músicos, quienes en numerosas ocasiones hemos faltado al respeto a la música. Nosotros mismos hemos tomado la música como un pasatiempo, como un hobby. Es normal que nuestro entorno lo sienta así. Nos toca la difícil tarea de reeducar al pueblo y para eso tenemos que empezar por reeducarnos nosotros mismos. Puntualidad, disciplina, compromiso, respeto, etc. son algunas de las muchas cosas que debemos plantearnos,  además de ofrecer calidad musical, en lugar de cantidad. También hay que romper esa barrera escenario – butacas que siempre ha existido. ¿ Por qué un músico no conversa con su público? , ¿Por qué no, además de hacer unas notas al programa, compartimos con nuestro público toda esa información musical que poseemos? ¿ Por qué no se le puede decir a la señora mayor de la primera fila que un pasodoble suena español porque melódicamente tiene determinados giros  y armónicamente se ha construido con una determinada sucesión de acordes, como pueda ser la cadencia andaluza ? (Seguramente, estaría más atenta a la música que llegaría y dejaría de hacer tanto ruido con el envoltorio del caramelo) ¿ Qué diferencia hay entre una obra y otra, cuales son las principales características de cada uno de sus  estilos ?. Si compartimos, seremos valorados, si nos limitamos a ponernos un traje, subirnos a un escenario y creernos el ombligo del mundo, -permíteme la expresión- estamos jodidos. Hay que enseñar al pueblo a escuchar, porque no es lo mismo que oír, normalmente se oyen conciertos pero pocas veces se escuchan.

P1000895

Alejandro Gómez Hurtado con  I. Serrano

 P- Nos citabas al gran poeta español Federico García Lorca, y justamente acaba de producirse el estreno de tu obra, “Lorca. Cinco Romances Lorquianos”, para trompeta solista y Banda, el día 31 de Mayo de 2014 en Puertollano (Ciudad Real). Nos gustaría conocer por qué Lorca, que hay en él que te inspire para componer un concierto de esas características. Y por otro lado, ese concierto está escrito para el trompetista Alejandro Gómez Hurtado, solista de la Banda Municipal de Jaén, compañero y amigo tuyo. Nos encantaría conocer alguna anécdota durante la composición de la misma.

IMG-20140602-WA0010

Partitura de «LORCA»

R- Tras el estreno del “Concerto for Timpani and Concert band” y su gran acogida, Alejandro me encargó un concierto para trompeta dando libertad a mi imaginación,  pero con ese concepto de concierto de solista, donde la banda también tenía mucho protagonismo y no era un mero acompañamiento.

Lo primero de todo era estudiar por un lado la personalidad de Alejandro y por otro los recursos tímbricos de la trompeta.

Tanto Alex como yo somos amantes del flamenco y la música española, de hecho fue en los viajes con nuestro grupo de música antigua donde me ponía millones de discos de los más grandes y me hablaba sobre  música, que él conocía muy de cerca  ya que, a pesar de nacer en Málaga, se crió en Granada y pasó mucho tiempo por el Sacromonte.

Uniendo: Música española, Flamenco, Manuel de Falla, Granada, Sacromonte, el resultado sin duda era Federico García Lorca, concretamente su obra maestra “El Romancero Gitano”.

La idea de componer un concierto para trompeta y banda con temática lorquiana y en un lenguaje nacionalista español y flamenco estaba clara. Únicamente había que dar forma a esa idea.

El primer paso era releer la obra de Lorca,  así como analizarla desde el punto de vista literario para poder traducir los versos y su mensaje en  música.  Actuar de traductor Lenguaje Literario – Lenguaje Musical era la misión principal. De esta manera la obra está llena de alusiones, simbolismo, etc, todo lo escrito en la obra no es casualidad, está todo estudiado y meditado, habría que hacer una charla-conferencia para explicarlo en profundidad.

Ej: En “Preciosa y el Aire”   el viento furioso está representado por la trompeta y la inocencia de Preciosa por el oboe.

La elección de los cinco poemas es simplemente por escoger aquellos que sean más contrastantes entre sí.

El sistema de composición fue el siguiente:

– Lectura de los poemas y grabación con voz.

– Sobre esta voz, simultáneamente iba escribiendo la música, de manera que si la obra se hiciese recitada al mismo tiempo que interpretada, cada palabra o verso coincidiría con cada motivo o frase y su significado.

– Una vez teníamos la idea general y los temas era el momento de explotar las posibilidades del instrumento y las cualidades del solista.

– Quedar con el solista para intercambiar ideas.

– Interpretación de los pasajes del solista para corregir, añadir, o modificar cosas.

– Ensayar con el solista la obra al completo.

 De esta manera en la composición hay muchas ideas del solista,  lo que me parece muy importante, siempre el trabajo conjunto es mas enriquecedor.

Hay que contar algunas anécdotas:

La primera ocurrió en el momento de mostrar la obra al solista. Se me pasaba por la cabeza que en muchos pasajes se me había ido la mano y me había pasado de dificultad. Para sorpresa mía, Alejandro tocó los pasajes a primera vista prácticamente perfectos y pidiéndome que escribiese aún cosas más complicadas. Mi cara pues… se pueden imaginar. Creo que eso que hizo no le vino muy bien, porque luego escribí cosas de las que se acordará de mí para siempre !!! A pesar de que sigue tocándolas con una maestría inigualable.

Otra fue la del sombrero. Buscábamos un efecto oscuro para uno de los romances, Alex me habló de poner un sombrero en la campana, lo probamos y encajaba a la perfección con lo que me había imaginado. El problema era que no hay pausa para quitar el sombrero, ya que más adelante quería trompeta abierto. La solución la dio él: “Me lo pongo y hago el resto del concierto con el sombrero puesto”.

Estas y muchas más cosas de lo que ha sido un trabajo conjunto, donde hemos aprendido el uno del otro y donde hemos disfrutado como nunca desde la primera nota hasta el estreno.

Jose Luis en uno de los ensayos

Jose Luis en uno de los ensayos con la Banda de Música de Puertollano

P- Pasado sábado 31 de Mayo vivimos en el salón de Actos del Colegio Salesiano de Puertollano, el estreno de tu obra. Te agradecemos que quisieras compartir ese momento único para un compositor con nosotros y hacerle ese regalo a la ciudad de Puertollano. En ese sentido, saber si el resultado obtenido en el concierto estaba dentro de tus expectativas como compositor y lo que esperabas de ese momento. Nos encantaría conocer también, qué siente un compositor al estrenar su obra.  

R- En cuanto al estreno, es una obra de un nivel de dificultad muy alto, no solo técnicamente si no de conseguir las distintas sonoridades. Hay que hacer con música lo que un genio como Lorca hizo con palabras y eso es muy complicado. El estreno es quizás la parte que el compositor más sufre y disfruta a la vez. Es prácticamente imposible que la obra suene exactamente como tú la tenías en la mente antes de escribirla, aunque esté  dirigida por   el propio compositor. Algunas cosas te sorprenden a mejor y otras a peor. La instrumentación es un factor muy importante a la hora de traducir ideas y en ocasiones, no sabes si lo que no ha funcionado ha sido por la instrumentación en sí, por la interpretación, por la acústica o por los propios músicos. Son muchos factores a tener en cuenta, que además, están relacionados entre sí.  

Han sido pocos ensayos,  con muchas cosas para trabajar, donde todas las obras son igual de importantes. En ocasiones, los directores centran la atención en sus obras y dan de lado a las demás,  consiguiendo así que aunque su obra esté bien trabajada, el concierto no será exitoso, sin duda. El compositor quiere lo mejor para su estreno, pero en ese caso no eres el compositor,  la obra ya está escrita, eres el director y te toca desempeñar esa función con prioridad. Evidentemente  todo es proporcional: más ensayos = mayor resultado (siempre y cuando el trabajo esté bien hecho claro. Mucho tiempo de ensayo no es sinónimo de mucho éxito, el éxito viene dado por la calidad de los ensayos, no por su cantidad). Tengo que felicitar a la Banda de Música de Puertollano, porque ha sacado adelante de manera brillante un concierto de gran dificultad, con  la presión que viene de la responsabilidad de estrenar una obra, y por los pocos ensayos.

Acabo citando  a Beethoven: “Tocar una nota equivocada, es insignificante… tocar sin pasión, es inexcusable”.

Los conciertos son para disfrutarlos, aquél se que fija en el fallo ocasional, es porque está muy familiarizado con ellos, quien realmente disfruta de la música a pesar de las cosas que puedan ocurrir en los conciertos, será más feliz, que al fin y al cabo es por lo que uno toca y escucha música,  por su propia felicidad. Lamentablemente se le busca más a la gente para que falle que para aprender de ella, lo que me parece una postura muy poco inteligente.  Allá cada uno, miremos el lado bueno de las cosas: Cuando tengamos un mal concierto (que no es el caso) estaremos contentos porque el próximo que hagamos será mejor que ese, y si hacemos un buen concierto,  estaremos igual de felices porque ha sido mejor que el que hicimos anteriormente.

Disfrutad y sed felices, porque  no todos los seres humanos  tienen acceso a escuchar  música y menos aún la posibilidad de hacerla. Somos privilegiados, no lo olvidéis.

Ha sido un placer trabajar con vosotros.

P- Bellas palabras que te agradecemos y nunca olvidaremos.

Centrándonos ahora en tu faceta como director. ¿Qué principales diferencias encuentras al trabajar como director al frente de una banda y de una orquesta?, sin tener en cuenta la diferencia tímbrica, ya que es una obviedad.  

R- Son agrupaciones muy distintas tanto en historia como en música. Las bandas siempre han estado sometidas a las orquestas a lo largo de los tiempos. La banda de música como tal es muy joven,  con apenas un siglo y medio de vida, en sus comienzos había poco repertorio original y había que adaptarlo, esto ha influido a que erróneamente se considere a una banda una agrupación de segundo nivel. Afortunadamente los tiempos están cambiando y la banda de música está tomando su propia identidad, aunque, hemos pasado de tocar únicamente transcripciones a  programar solamente obras originales para banda. Esto es un grave error, soy partidario de tocar cualquier tipo de música, no se puede privar a un educando de conocer a Beethoven, Mozart… por citar a los grandes, básicamente porque para tocar Philip Sparke hay que conocer a Elgar, para tocar a este romántico hay que conocer a Beethoven, para hacerlo con este a Mozart y no se puede interpretar el genio de Salzburgo si no entendemos a Bach.  El programa del concierto que hemos tocado incluye solo obras originales para banda, pensando en la larga tradición de transcripciones en Puertollano, he visto conveniente que músicos y público conozcan el repertorio actual.

P- ¿Qué recursos motivadores utilizas en una y otra para sacar el máximo de tus músicos?

R-  Recursos motivadores, solamente uno: Disfrutar. Todos los esfuerzos que se hacen, sean de logística o musicales, son únicamente para ese fin. Si después de todo lo que está detrás de un concierto, no somos capaces de disfrutar  en 2 horas, ¿de qué sirve todo?

Hay tres palabras básicas para mí en música que  cito en inglés,  fue así la primera vez que las escuche: Easy, Relax and Enjoy. Fácil, relajado y a disfrutar.

Pensar fácil lo difícil, estar tranquilo en situaciones de estrés y disfrutar para vencer al miedo.

Un gran maestro me dijo en su día: “El concierto es el único momento donde se puede disfrutar al 100 % después de haber estado sometido a todos los problemas que se han generado en los ensayos y  haberlos solucionado, es el momento de gloria”.

P-  Y focalizando ya en estos días de trabajo con la Banda de Música de Puertollano, ¿cómo ha sido tu experiencia?

R- Primero de todo ha sido un reencuentro con grandes amigos y con la que fue mi casa, eso ha influido totalmente en mi manera de plantear el trabajo. Todos somos conscientes de las situaciones y no sirve de nada cabrearse con cosas que no puedes solucionar in situ. Tienes que hacer música con lo que tienes. Si hoy tengo 30  personas siempre hay cosas que trabajar con 30, si mañana tienes 80  quizás  podrás  trabajar unas cosas pero otras no. Creo que ese mensaje lo han captado los músicos, hemos trabajado con muy buen ambiente, lo que es vital. Se trata de sacar el máximo partido del  material humano que tienes. A muchos directores se les olvida que sus músicos son su instrumento y tienen que limpiarlo y cuidarlo. A ningún violinista se le ocurre pisotear su instrumento cuando un pasaje no le sale, verdad? ¿ Por qué muchos directores pisotean a sus músicos cuando algo no sale ?  Puede ser que tu violín no sea tan bueno como quieres,  pero es lo que tienes, y debes sacarle el máximo partido dentro de sus posibilidades, o quizás no seas tan bueno como piensas y le eches la culpa a tu instrumento, plantéatelo. Y aquí si me voy a mojar del todo. Normalmente cuando un director actúa con soberbia y arrogancia es porque su mediocridad no le permite estar a la altura de sus músicos,  y de alguna manera tiene que sentirse superior a ellos.

P-  Para la mayoría de nosotros, eres un antiguo compañero, ya que por un tiempo fuiste componente de la Banda Municipal de Puertollano, y como sabes la mayoría de los componentes hemos decidido por diversos motivos, formar esta asociación. ¿Has sentido alguna diferencia entre lo que recuerdas de tu tiempo como miembro, a tu paso estos días?

R- Lo único que ha cambiado es la sede, el nombre de la banda y la limpieza de la misma, porque he notado que no tiene tanta mala hierba. Huele a limpio, la hierba está sana y está creciendo como se merece. Le augura un futuro con una gran cosecha y un fruto de gran calidad.

P- Por último, nos gustaría, que desde tu punto de vista musical, como músico profesional de banda y por supuesto como amigo, nos dieses algún consejo de cómo avanzar en esta nueva andadura para nosotros.

R- COMPARTID y DISFRUTAD

Hay tanto talento, sabiduría, y respeto en  esta banda que si lo unís todos será una bomba cultural.

Esperamos que estos días hayan sido del mismo agrado para ti como lo han sido para nosotros, que podamos volver a contar contigo para futuros eventos, y por supuesto decirte que aquí tienes una banda amiga, y una legión de amigos con los que contar para lo que desees.

Muchísimas gracias por todo en nombre de la Banda de Música de Puertollano.

Ir a principio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.