The Year of the Dragon irá a Mota del Cuervo

Concierto20junioJuan Sebastián López Berdonces.

The year of the dragon (El Año del Dragón), es una obra que el londinense Philip Sparke escribió para The Cory Band, la más laureada y famosa «brassband» del mundo, formada en 1884 en Gales. Para la conmemoración de su centenario, The Cory Band encargó al compositor londinense una obra cuyo origen, tanto en el nombre, como en su naturaleza, está absolutamente ligada a la celebérrima banda galesa. El dragón es el símbolo de dicha agrupación y era su año, el de ni más ni menos que el centésimo aniversario. Los galeses ganaron dos concursos de bandas mientras Sparke la componía, por lo que sintió la necesidad de destacar las cualidades de aquella banda por completo. La obra fue estrenada en Cardiff en 1984, y posteriormente fue adaptada por el propio Sparke para orquesta de vientos y percusión, popularmente conocida como banda.

PortadaConcierto20junioEn lo puramente compositivo, el propio autor describe los fundamentos de la obra estructurada en tres tiempos de la siguiente manera:

La Toccata comienza con un llamativo motivo expuesto por la caja, y algunos otros motivos y fragmentos de temas que ganan poco poco importancia mientras tratan de desarrollarse hasta llegar a la exposición completa del tema que amplio y poderoso se reafirma a sí mismo. A continuación aparece la sección central, semejante a una danza.

El Interludio toma forma del lánguido y triste solo de corno inglés. Un coral escrito para toda la banda incorpora un sutil atisbo de optimismo, que queda reducido a «ecos de lo que pudo ser y no fue», ya que el solo de corno regresa para cerrar el movimiento calladamente.

El tercer y último movimiento, Finale,  tiene una cadena de rápidas semicorcheas mandando a lo largo de todo el movimiento. El tema principal del Finale es similar al de una marcha, heróico. A este tema se le intercalan episodios más ligeros de carácter gracioso a modo de los temas cíclicos de las sinfonías románticas.

Una gran obra para una gran banda que pone a prueba, si no en apuros, a todas las bandas que acometen su ejecución, y un lujo para los oídos del melómano que disfrutará de espectacularidad, riqueza tímbrica desbordante, efusividad y un momento de reflexión profunda en su movimiento central. Disfrútenla.

Banda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.